¿Hay contraindicaciones?

La terapia en sí no tiene riesgos conocidos puesto que no es invasiva ni agresiva ni proporciona medicamentos que tomar. Lo peor que le puede suceder es no notar nada o que tenga molestias curativas que usted no esperaba pero que luego desaparecen espontáneamente.

Tampoco existen contraindicaciones relevantes. La terapia no se realizará a embarazadas, simplemente por prudencia, o bien en casos muy raros que el doctor sabe determinar.

Sí que existen, sin embargo, reacciones curativas o molestias curativas. Éstas son buenas y saludables y forman parte del proceso del cuerpo que intenta sanar dolores y problemas muy antiguos.

Los “dolores antiguos y crónicos” de enfermedades o dolencias antiguas o latentes suelen reaflorar y desaparecer a menudo gracias a otros “dolores diferentes” y transitorios. A veces estas molestias son muy suaves y toman forma de cansancio muscular, agujetas aunque en algunos pocos casos la persona cree encontrarse con más molestias las cuales, terminan por desaparecer progresivamente. A este proceso normal aunque a veces molesto de regreso a la salud se le conoce como "homeostasis" o "vicariaciones regresivas". Lo mismo sucede en otras terapias naturales como por ejemplo en el quiromasaje, la osteopatía o la homeopatía.