Mejorías y reacciones curativas

Las mejorías que la mayoría de personas experimentan después de la aplicación del Método AtlasPROfilax® suelen ser duraderas o permanentes y obedecen a un proceso natural de autoacomodación y autoregulación del propio cuerpo llamado homeostasis.

Cuando el cuerpo recupera la posición natural del Atlas respecto de la cabeza y de la seguna vértebra, el Axis, se operan una serie de cambios naturales a nivel postural, esquelético, muscular, tendinoso, nervioso y vascular.La buena posición del Atlas desencadena un efectó dominó muy positivo hacia el resto de vértebras de la columna y segmentos del cuerpo.

La postura suele cambiar y erguirse, mejorando desviaciones de columna, rectificaciones de la misma o curvaturas excesivas (hiperlordosis o hipercifosis).

Al mejorar la postura las cargas biomecánicas en las articulaciones del cuerpo quedan más equilibradas y mejor repartidas, aliviando tensiones y dolores del aparato articular, músculo-esquelético y tendinoso.

Cuando mejoran las sobrecargas en las articulaciones los músculos y tendones tienden a relajarse y reorganizarse a nivel mecánico y metabólico,cosa que suele dar lugar a la mejoría o eliminación de molestias sintomáticas a nivel de cuello, espalda o extremidades.

Debido a la mejoría en la posición de las vértebras, articulaciones y la relajación muscular, el sistema nervioso se ve sometido a menos compresiones dando lugar a mejorías en dolencias de tipo nervioso (hormigueos en extremidades, pérdida de fuerza en manos o piernas, dolor tipo ciatácia, entre otros).

La mayoría de personas, alrededor del 80%, responden muy rápidamente a la terapia, otras siguen un proceso lento y un 5% no siente ninguna mejoría. Un 15% de los casos mejoran aunque durante los primeros días, semanas o meses después de la aplicación de la terapia pueden tener de forma recurrent, puntual o cambiante molestias y dolores debidos a la propia y natural reacomodación del cuerpo y, en especial, de la musculatura. La eliminación de toxinas (muchas se acumulan en músculos y fascias) que la terapia suele provocar puede producir cansancio los primeros días, mucho sueño, a veces un exceso de secreción nasal e incluso dolores musculares de suaves a intensos en cuello y espalda dependiendo de cada caso en función de edad, estado previo de salud, intoxicación metabólica del cuerpo debida a medicación química o mala alimentación y otros factores como estrés, tabaquismo, sobrepeso y los años acumulados de dolores, molestias y padecimientos.

Igual que sucede en otras terapias naturales como la homeopatía o osteopatía, o incluso después de realizarse un masaje intenso el día anterior, ciertos síntomas viejos o manifestaciones de enfermedades antiguas mal curadas, pueden reaparecer levemente o con intensidad para desaparecer y mejorar después.

Las reacciones de reajuste o crisis curativas son naturales y deseables aunque el hecho de vivirlas pueda ser molesto para algunos pacientes. No todo el mundo las padece, sino sólo un 15% de las personas, y desaparecen progresivamente con el paso de las semanas o meses en algunos casos dando lugar a una normalización general del estado de salud y a una mejoría o eliminación de  viejos, crónicos y molestos problemas de salud.

AtlasPROfilax® es una terapia enfocada a la autocuración del cuerpo y a la recuperación de un equilibrio global del sistema a partir de la recolocación del Atlas. El enfoque de la terapia no está en los síntomas ni en las enfermedades y toda mejoría achacable a la terapia será siempre una "autocuración" del cuerpo gracias a la correcta recolocación del Atlas.