¿Por qué está mal el Atlas?

La mala posición del Atlas puede desarrollarse antes de nacer durante el embarazo.

Factores embriológicos, la mala acomodación del bebé en el vientre e la madre entre otros, pueden desacomodar la correcta posición del Atlas

Partos difíciles con manipulaciones y dificultades durante la expulsión del bebé, como por ejemplo forcejeos de la cabeza, pueden contribuir a desacomodar o empeorar la posición del Atlas.

Caídas y golpes varios, en niños o en adultos, en la cabeza o en la espalda o sacro, pueden ser una causa de agravación de la posición incorrecta del Atlas.

Los accidentes de tráfico con latigazo cervical son muy perjudiciales a nivel de cuello. Si el impacto cobre la columna es suficientemente violento el Atlas puede posicionarse en una posición muy rotada que causará en el futuro muchos problemas de salud.