Anomalías de los discos de la columna

El acortamiento suboccipital retrae algunos músculos (inclinadores de pelvis y flexores de la rodilla) y fascias (envoltorios de los músculos), con lo cual, disminuye la capacidad amortiguadora de los discos intervertebrales (entre vértebras). Este estrés mecánico sostenido es corresponsable de la pérdida de elasticidad y del desarrollo de anomalías en los discos de la columna.

Los discos de la columna vertebral tienen entre sus funciones la amortiguación y separación entre cada vértebra. Cada disco soporta el peso de la vértebra superior más la presión de todas las demás. Los discos son semigelatinosos y relativamente viscosos. Ello les da cierta flexibilidad y adaptación a los movimientos que la columna pueda hacer. Sin embargo, una alteración prolongada en el centro de gravedad de la cabeza y de la columna, puede producir un efecto dominó que suele sobreexponer a cargas de presión descendentes a los discos. Si uno o varios discos sufren una carga asimétrica para la que no están diseñados, existe un riesgo alto de que el disco, al ser viscoso y relativamente elástico, termine rasgando su envoltura y produzca una protrusión o una hernia discal.

El Atlas determina en buena medida el resto de curvas de la columna y el grado de alineación o desviación de éstas. Por lo tanto, una desviación en el Atlas suele ser sinónimo de una descompensación en las cargas y la presión descendente que se opera sobre los discos. Si la posición del Atlas no se corrige

Efectividad, mejorías y limitaciones:

AtlasPROfilax® tiene una efectividad muy alta en el dolor asociado a las hernias discales. La efectividad en la reabsorción (a largo plazo) de las propias hernias es alta. Las limitaciones de la terapia son factores como la edad avanzada o la obesidad, a menudo sinónimo de degeneración de los discos, discoartrosis, aplastamientos vertebrales y enfermedades similares degenerativas de los discos que reducen sensiblemente los coeficientes de elasticidad para propiciar la reabsorción natural de la hernia una vez se ha corregido el Atlas. La terapia sí puede realizarse en personas operadas de la columna. Según el caso y el tipo de intervención quirúrgica, la terapia puede ser menos eficaz que en una persona no operada. Sin embargo, en muchos casos la realineación del Atlas suele conllevar beneficios incluso a personas operadas de la columna.

Reabsorción de hernia discal lumbar: un caso concreto

El paciente M.C.O aportó el día de la terapia una RM realizada previamente junto con un informe radiológico independiente que arrojaba el diagnóstico de Hernia Discal L4-L5 con extrusión y abombamientos pequeños en L2-L3 y L3-L4.
El día del control, 6 meses después de la terapia, el paciente aportó otra RM reciente en la que la hernia discal L4-L5 ya no era observable, pues se había reabsorbido, y los abombamientos en L2-L3 y L3-L4 habían mejorado, todo ello según el informe de la médico radióloga independiente que le hacía el seguimiento en su seguro médico privado.


Los radiólogos que realizaron los informes y después de la aplicación del Método AtlasPROfilax® que diagnosticaban una hernia discal (antes) y una reversión total de la misma (6 meses después de la aplicación de la terapia)  no sabían, ni antes ni después, que el paciente se había realizado dicho método. Las Resonancias Magnéticas fueron realizadas en centros independientes  igual que los diagnósticos e informes.

  • Reabsorción de la hernia discal en 6 meses. Los síntomas asociados mejoraron un 95%

Estadísticas sobre la efectividad de AtlasPROfilax® en hernia discal

  • Población estudiada: 584 sujetos. Tiempo del estudio: 2 años. Los pacientes no realizaron otras terapias que pudiesen contaminar el estudio. Se usó RMN con cortes sagitales y axiales en cada caso con controles periódicos (de 3 a 6) durante 2 años. Se descartaron pacientes con hernias de corta evolución para evitar incluir reabsorciones espontáneas. Los pacientes tenían un mínimo de cronicidad de 2 años antes de la aplicación de la terapia AtlasPROfilax®. Las estadísticas no incluyen casos de Hernia Lumbar con Protrusión Posterior a la Médula, en los cuales los pacientes no refieren mejoría significativa.
  • Población estudiada: 584 sujetos. Tiempo del estudio: 2 años. Los pacientes no realizaron otras terapias que pudiesen contaminar el estudio. Se usó RMN con cortes sagitales y axiales en cada caso con controles periódicos (de 3 a 6) durante 2 años. Se descartaron pacientes con hernias de corta evolución para evitar incluir reabsorciones espontáneas. Los pacientes tenían un mínimo de cronicidad de 2 años antes de la aplicación de la terapia AtlasPROfilax®. Las estadísticas no incluyen casos de Hernia Lumbar con Protrusión Posterior a la Médula, en los cuales los pacientes no refieren mejoría significativa.
  • Población estudiada: 159 sujetos. Tiempo del estudio: 2 años. Los pacientes no realizaron otras terapias que pudiesen contaminar el estudio. Se usó RMN con cortes sagitales y axiales en cada caso con controles periódicos (de 3 a 6) durante 2 años. Se descartaron pacientes con hernias de corta evolución para evitar incluir reabsorciones espontáneas. Los pacientes tenían un mínimo de cronicidad de 2 años antes de la aplicación de la terapia AtlasPROfilax®. Las estadísticas no incluyen casos de Hernia Lumbar con Protrusión Posterior a la Médula, en los cuales los pacientes no refieren mejoría significativa.
  • Población estudiada: 159 sujetos. Tiempo del estudio: 2 años. Los pacientes no realizaron otras terapias que pudiesen contaminar el estudio. Se usó RMN con cortes sagitales y axiales en cada caso con controles periódicos (de 3 a 6) durante 2 años. Se descartaron pacientes con hernias de corta evolución para evitar incluir reabsorciones espontáneas. Los pacientes tenían un mínimo de cronicidad de 2 años antes de la aplicación de la terapia AtlasPROfilax®. Las estadísticas no incluyen casos de Hernia Lumbar con Protrusión Posterior a la Médula, en los cuales los pacientes no refieren mejoría significativa.

Estudios científicos: Vea estudios científicos sobre problemas de hernias discales y la efectividad clínica de AtlasPROfilax®.

El caso de Fernando: incapacidad por2 hernias discales

  • Así eran las hernias discales de Fernando

Fernando, joven de 33 años, fue diagnosticado en 2009 de hernias discales (L4-L5 y L5-S1). Dichas hernias le incapacitaban. No podía caminar, no podía trabajar.  Un mes después de la terapia Fernando relata los beneficios que AtlasPROfilax® ha aportado a su vida: ya puede caminar largos trayectos, permanecer más erguido, duerme mucho mejor, puede ir en moto y el trabajo ya no se le dificulta como antes. El dolor ha disminuido considerablemente. Estas son las resonancias y el informe médico del problema de Fernando y el testimonio en vídeo que nos brinda:

Mejoría 100% dolor por 3 hernias

2 hernias / 2 cirugías: ¡mejoré!

Mejoría 100% dolor por 3 hernias

2 hernias / 2 cirugías: ¡mejoré!

3 hernias impedían caminar

2 cirugías L4-L5: "¡mejoré!"

3 hernias impedían caminar

2 cirugías L4-L5: "¡mejoré!"

Bibliografía relacionada:

1.- Nicolas J. Snelling. Spinal manipulation in patients with disc herniation: A critical review of risk and benefit. International Journal of Osteopathic Medicine Vol. 9, Núm. 3, pp.77-84. 2006.

2.- Kraemer, Jürgen. Intervertebral Disk Diseases. Thieme. 2008.

3.- Makofsky, Howard W. PT DHSc OCS. Spinal Manual Therapy: An Introduction to Soft Tissue Mobilization, Spinal Manipulation, Therapeutic and Home Exercises. Slack Incorporated. 2009.

4.- Berlit, Peter; Grams, Astrid. Bildgebende Diagnostik in der Neurologie und Neurochirurgie: Interdisziplinäre methodenorientierte Fallvorstellung. Thieme, Stuttgart. 2010. 

Quiero información más básica / más técnica sobre este tema...