Debilidad del suelo pélvico

El cuerpo humano está interconectado por envolturas que rodean los músculos y los órganos. Dichas envolturas se llaman fascias. Las fascias son láminas semitransparentes muy elásticas y viscosas que separan e interconectan partes del cuerpo. Cuando una fascia se ve sometida a deformación afecta a otras fascias y, por tanto, a grupos musculares.

Este mecanismo de intercomunicación hace que un problema cervical en la zona del Atlas (fascia cervical profunda) se pueda transmitir a través de otras fascias hasta afectar y debilitar a la musculatura del suelo pélvico.

Efectividad, mejorías y limitaciones

La debilidad en el suelo pélvico puede conllevar dolor e incontinencia entre otros problemas. Si bien en muchos casos es necesario la realización de ejercicios específicos para estimular y fortalecer la musculatura del suelo pélvico, es necesario eliminar otras causas remotas que, por traslación de fascias, estén debilitando a distancia dicha región.

Bibliografía relacionada:

1.- V.V.A.A. Pelvic floor muscle function in women with pelvic floor dysfunction. International Urogybecology Journal. 2013.

2.- Adams, Kerry; Osmundsen, Blake; Gregory, Thomas W. Does fibromyalgia influence symptom bother from pelvic organ prolapse? International Urogybecology Journal.. 2013

3.- V.V.A.A. Individualised pelvic floor muscle training in women with pelvic organ prolapse (POPPY): a multicentre randomised controlled trial. the Lancet. 2013.

Quiero más información sobre este tema...